Solución al ejercicio.

Si la has visto girar en el sentido de las agujas del reloj, es decir, de izquierda a derecha, has estado utilizando tu hemisferio derecho; si la has visto danzar en el sentido opuesto, ha sido tu hemisferio izquierdo el que se encuentra más activo. Es posible que, cada cierto tiempo, la veas cambiar de dirección; esto significa que tu cerebro está más receptivo. Si consigues ver la figura danzar en ambos sentidos (uno cada vez) tu capacidad perceptiva con ambos hemisferios es superior a la media.

.

Si no consigues esto último, no te desanimes. Nada es definitivo y con la práctica puede desarrollarse.